Blog   


Testimonio: Angel Armas


2 comments

• FINALIZANDO LA 1ra TEMPORADA •
¡Este jueves estará disponible un nuevo testimonio!

Angel Armas. Delantero y zaguero en frontón y delantero en trinquete, conocido como “Gallego” o “Angelito”, nació el 10 de diciembre de 1945 en el barrio de Nuñez de la Ciudad de Buenos Aires.

Motivado por su padre, comenzó a jugar a los 6 años en el Club Platense y durante las categorías infantiles, cadetes y cuarta jugó como zaguero y en las tres categorías superiores lo hizo de delantero. A los 15 años debutó en primera categoría y durante 10 años jugó como delantero y zaguero (dependiendo con quien jugara) junto a Esteban y Manuel González.

Obtuvo 24 campeonatos de 1ra categoría (como jugador en frontón), 7 campeonatos argentinos y 4 sub-campeonatos (como jugador en frontón), 18 campeonatos mundiales (3 como jugador en frontón y 15 como técnico en mayores y juveniles «en frontón y trinquete»), 2 copas del mundo (como técnico en frontón), 2 campeonatos internacionales (como jugador en frontón), 2 medallas de oro en panamericanos (como técnico en frontón), 4 campeonatos rioplatenses (2 en individuales y 2 en parejas, como jugador en frontón), 3 sub-campeonatos mundiales y 1 tercer puesto en frontenis (como jugador en frontón), entre otros logros (aproximadamente 200 torneos de 1ra categoría ganados como jugador en Argentina).

Retirado desde 2014 como técnico de la selección argentina (desde 1998 al 2014), disfruta de colaborar con su esposa y junto a sus hijos Mariano y Christian, en el Museo Archivo Audiovisual “Pasión por la Paleta”.





Compartir en:   

Facebook   Twitter   Mail   Whatsapp






2 respuestas a “Testimonio: Angel Armas”

  1. Se podrá discutir la importancia del alpiste en la vida del canario, la importancia del alcohol en la vida del catorce, lo que no me van a discutir es “lo importante qué fue cómo el mejor, el Gallego, jugador en el frontón”. Todo es discutible, menos ese artista de la pelota. Desde su elegancia hasta su efectividad en el juego. Gracias Ángel!

  2. Yo también viví las copas los torneos desde antes de estar en primera Fue lo más para quienes tuvimos el honor de casi convivir con el era nuestro espejo para aprender.Y siempre ante todo un hombre ejemplar siempre nos aconsejo y nos enseñó a jugar y hacer buenos perdedores.ABRAZO GRANDE GALLEGO TE QUIERO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.